Corrección de mordida

¿Cómo conseguir una mordida correcta? 

En una mordida correcta, los dientes que ocupan la arcada superior deben contactar en cierto grado a los dientes inferiores. De esta manera, se logra un equilibrio en el que cada diente recibe la fuerza de masticación necesaria.

En caso contrario cuando la dentadura no está bien alineada, porque las piezas dentales se encuentran amontonadas, o por un incorrecto encaje del maxilar superior y la mandíbula inferior, se trata de una maloclusión dental.

La mala alineación de los dientes o el desplazamiento mandibular ocasiona una serie de problemas de gran importancia que van mucho más allá de las deficiencias estéticas que pueden afectar la salud física y bucodental del paciente.

La mordida imperfecta afecta la estructura facial, ocasiona en muchos casos problemas de autoestima a causa de la imagen estética, además de dificultades para comer, hablar y sobrecargas en la articulación, que provocan dolores de cabeza y musculares.

Si eres un paciente que tiene una mordida abierta o cruzada, lo primero que debes hacer es pedir ayuda a un especialista. Los tratamientos para corregir la posición de los dientes, van a depender del tipo de mordedura y de las características personales del paciente.

En Marr Denta clínica dental encuentras profesionales en el área de ortodoncia y ortopedia maxilar, somos especialistas en todos los tipos de maloclusión y expertos en tratamientos correctivos, para mejorar la mordida abierta o mordida cruzada.

Cómo corregir una mala mordida y lucir una sonrisa alineada

En la corrección de una mala mordida, la ortodoncia y el uso de brackets es el procedimiento recomendado para mover los dientes superiores e inferiores de manera directa cuando el paciente es aún joven y está en proceso de crecimiento.

Los tratamientos diseñados en Marr Dental para lograr la mordida perfecta, buscan restituir la forma y funcionalidad de la dentadura, logrando el equilibrio entre la boca y el rostro, mejorando la estética facial del paciente.

En caso de atrofias de los maxilares, el tratamiento de la ortodoncia no es el único tratamiento recomendado. Cuando los defectos óseos son mayores la solución para corregirlo es una cirugía maxilofacial.

Según el tipo de mordida y la complejidad de la anomalía es probable que antes o una vez realizada la cirugía, se indique el tratamiento de ortodoncia por un corto periodo, con este procedimiento se garantizan resultados seguros, logrando alinear los dientes de manera correcta y restablecer la armonía facial del paciente.

Actualmente en Marr Dental trabajamos con la técnica de ortodoncia tradicional de brackets y elásticos intermaxilares para corregir la mordida abierta y la mordida cruzada, hacemos uso de la ortodoncia estética ya que resulta muy discreta y bastante efectiva, siendo la ortodoncia invisible o invisalign la más solicitada.

Para finalizar, es importante saber que la presión que se ejerce al masticar produce movimientos en las piezas dentales, por lo que los dientes pueden volver a su lugar de origen una vez corregida la imperfección con la ortodoncia.

A causa de lo antes mencionado los profesionales bucodentales recomiendan el uso del retenedor dental posterior a la ortodoncia para completar el tratamiento y evitar que los dientes se desplacen.

Una vez corregida la maloclusión, quizás sean necesarios algunas correcciones menores para lograr la mordida perfecta, como el uso de prótesis dentales o implantes para reemplazar algunos dientes, también es recomendable tratamientos estéticos para cerrar espacios o mejorar la forma de algunos dientes y lograr la sonrisa perfecta.

Sea cual sea tu caso, en Marr Dental tenemos la solución correcta para todo tipos de mordida, contamos con una avanzada tecnología y con profesionales especialistas para llevar a cabo el diagnóstico más preciso y el tratamiento más adecuado para lograr una mordida perfecta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Ubicación

Abrir chat
Hola! ¿Tienes inquietudes?
Hola Bienvenido a Marrdental!
¿Con quién tengo el gusto de hablar?