¿Cuáles son los mayores mitos y verdades de la odontología?

¿Cuáles son los mayores mitos y verdades de la odontología?

Son muchos los mitos que se pueden escuchar en el ámbito de salud bucodental que incluyen blanqueamientos caseros, soluciones para el dolor de muela, enjuague bucal natural, entre otros. La mayoría provienen de fuentes no confiables, por lo que puede generarse un problema grave de salud. En este sentido, consultamos a los especialistas para conocer la verdad sobre estas creencias.

A continuación analizamos 10 de los mitos más mencionados y explicamos  la realidad en cada caso.

  1. Las caries de los dientes de leche no afectan a los permanentes. Falso, existe la  creencia popular que el tener caries en los dientes temporales no influye en los permanentes, este pensar  ha sido el responsable de graves problemas en la dentición definitiva.  La caries del diente de leche necesita ser tratada lo antes posible,  unas piezas temporales en buen estado favorece la reposición de piezas permanentes, para que  salgan correctamente y ocupen el lugar indicado.
  2.  Las caries suelen causar dolor. Falso, en  su etapa inicial la caries no provoca síntomas, cuando avanza puede causar sensibilidad y dolor en el diente afectado. Si la infección toca el nervio el dolor aumenta. Por ello, es recomendable asistir regularmente al odontólogo para de esta manera detectar a tiempo la caries, y aplicar el tratamiento correspondiente.
  3. El embarazo ocasiona pérdida de dientes en la madre por falta de calcio. Falso, existe un mito tradicional que se basa en la creencia que la madre pierde una gran cantidad de calcio durante la gestación debido a que el bebé absorbe en su formación gran parte de este mineral. Durante el embarazo la alteración hormonal puede predisponer enfermedades en las encías y la aparición de caries, por lo que es aconsejable reforzar la  higiene bucal y asistir a revisiones periódicas con el dentista durante su embarazo.
  4. Fumar empeora la salud dental. Verdadero, está comprobado que el cigarrillo disminuye la capacidad inmunológica bucal, lo que aumenta significativamente la susceptibilidad a la infección periodontal. Además, cuando el cigarrillo es consumido en grandes cantidades potencia el mal aliento y tiñe los dientes.
  5. El bicarbonato es bueno para blanquear los dientes. A pesar que en la antigüedad se utilizaba como blanqueante, actualmente no es recomendable, debido a que es un producto muy abrasivo que puede causar daños al esmalte. Es importante mencionar que los  blanqueamientos dentales deben realizarse sólo por un dentista, quien previamente realiza una revisión bucal para asegurarse del óptimo estado de la dentadura y proceder a aplicar el procedimiento correspondiente.
  6. El cepillo de dientes se debe cambiar cada tres meses. Falso, no se prescribe una caducidad exacta, ya que dependerá del uso y de la técnica aplicada, siendo recomendable cambiarlo cuando las cerdas no se encuentren ubicadas correctamente o están desgastadas. Es importante acotar que los cepillos con filamentos duros pueden desgastar el esmalte y provocar heridas en las encías.
  7. La  goma de mascar es buena para los dientes. Verdadero, un chicle libre de azúcar puede ayudar a prevenir la aparición de caries y a mantener la higiene dental, al masticarlo se incrementa la cantidad de saliva en la boca favoreciendo la remoción de los restos de los alimentos que se almacenan en la superficie dental. Sin embargo, es importante mencionar que esta acción no debe sustituir la debida higiene bucal diaria.
  8. Las muelas del juicio deben extraerse siempre. Falso, es aconsejable extraerlas cuando por su posición provocan dolor, generan infecciones o en caso que perjudiquen el resto de los dientes. Las muelas de juicios suelen aparecer luego de los 16 años, en algunos pacientes emergen una o dos, existen casos en el que nunca salen, por lo que es importante la evaluación de un odontólogo.
  9. Enjuagues con agua oxigenada para aliviar el dolor de muelas. Falso, esta popular creencia no es recomendable, los ingredientes activos en este producto pueden dañar tu esmalte y encías, en cambio puedes realizar enjuagues de agua con sal tibia para ayudar a disminuir la inflamación y reducir el dolor mientras recibes atención odontológica.
  10. Una gran cantidad de pasta dental limpia mejor los dientes. Falso, muchas personas influenciadas por los anuncios de  publicidad acostumbran colocar una gran cantidad de dentífrico en el cepillo,  el pensar que si no hace espuma, no limpia, es erróneo. Para que los dientes queden verdaderamente limpios debemos aplicar correctamente la técnica del cepillado, seleccionar un buen cepillo, pasta fluorada y ceda dental,  abusar de la cantidad de crema puede afectar el proceso del cepillado.

La higiene bucal es un hábito que debemos considerar para mantener unos dientes y encías saludables, acciones como el cepillado después de cada comida, el uso dental, la técnica del cepillado pueden evitar problemas importantes como caries e infecciones.

Ante la duda es recomendable acudir al odontólogo para que realice una evaluación de su estado bucal y aplicar el tratamiento correspondiente, es importante desarrollar una cultura preventiva de enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *